|

Obstrucción y encubrimiento: Cargnello no entregará pruebas al fiscal

El arzobispo de Salta Mario Antonio Cargnello anunció que la Iglesia no entregaría las actas del juicio eclesiástico que le realizaron al detenido excura Lamas, que fueron solicitadas por el fiscal. Según el abogado de la victima, el arzobispo se ampara en los tratados firmados entre el Vaticano y el Estado argentino.

 

Este miércoles fue detenido el excura Emilio Lamas, acusado de violación de menores. La Iglesia le había realizado un juicio secreto e inhabilitado para el sacerdocio, pero se niega a declarar con la justicia. 

El excura Emilio Raimundo Lamas -cesanteado por la propia institución eclesiástica- quedó detenido en la tarde de ayer debido a las acusaciones por violación con acceso carnal a un menor que habría realizado mientras ejercía el sacerdocio.

Lamas se desempeñaba como párroco en el pueblo de Rosario de Lerma,  donde habría cometido varios crímenes.

Hasta ahora, se conocen los testimonios de Juan Carlos García, el locutor que denunció haber sido violado cuando era monaguillo, y Carla Fernández Morales, quien vive en Buenos Aires y que también habría sido violada cuando era un niño y antes de que asumiera su identidad trans.

La jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, ordenó la detención de Lamas, de 68 años, bajo la carátula provisoria de delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por ministro de culto reconocido y por la guarda, en concurso real con abuso sexual simple agravado por ser cometido por ministro de culto, reconocido en tres hechos sobre la misma víctima (García).

El fiscal penal Sergio Federico Obeid, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, pidió su detención en la audiencia de imputación, en la que el exsacerdote –acompañado por un abogado particular– se negó a declarar.

Obeid había basado su pedido en que, de quedar Lamas en libertad, existiría "peligro de entorpecimiento de la investigación" y "peligro de fuga". Finalmente, la jueza Puertas decidió detenerlo y fue llevado desde los tribunales a los calabozos en la Alcaidía.

"Es un gran avance que permitirá continuar en mejores condiciones con la acusación por los crímenes –dice el abogado querellante Luis Segovia–. Este miércoles el arzobispo salteño monseñor Mario Antonio Cargnello anunció que la Iglesia no entregaría las actas del juicio eclesiástico que le realizaron a Lamas, que habían sido solicitadas por el fiscal. El arzobispo se ampara en los tratados firmados entre el Vaticano y el Estado argentino que le permiten a la Iglesia basarse en las leyes de la Santa Sede y hacer caso omiso de las leyes argentinas, en lo que constituye una obstrucción de la justicia y un acto de encubrimiento".

Infobae se comunicó con el arzobispado salteño: una asistente del presbítero Loyola Pinto, que presidió el tribunal eclesiástico secreto, dijo que el sacerdote no se encontraba y que no iban a brindar ninguna información.

 

–¿En qué consistió la audiencia de esta jornada? –preguntó Infobae al abogado Segovia.

 

–Se le leyeron a Lamas todas las testimoniales durante más de tres horas, el excura se negó a declarar y el fiscal pidió su detención, que la jueza ordenó al fin de la audiencia. Ahora queda que testifiquen algunos testigos, entre ellos el actual párroco de Rosario de Lerma, Alejandro Pezet, quien le habría ofrecido una "reparación" a García a cambio de su silencio.

 

"Ahora comienza una lucha más fuerte porque hay que ganar este juicio –dijo a Infobae Juan Carlos García, quien hiciera pública la denuncia por la violación sufrida cuando tenía 16 años–. Todo lo que hizo el padre con los jóvenes en la Iglesia lo tiene que pagar en una cárcel común, como cualquier ciudadano. Que vaya preso y que las demás víctimas se animen a denunciar. Esto tiene que marcar un antes y después, no podemos ir a la tumba silenciados y manipulados en nuestras mentes y golpeados en nuestras vidas. Tenemos que hablar".

Carla Fernanda Morales dijo a Infobae: "Me parece que es necesario que la Justicia empiece a moverse, no me desprendo de lo que Lamas hizo conmigo. Emilio tiene que ir preso, pagar por lo que hizo y que la Iglesia responda por sus crímenes, no encuentro otra alternativa".

Cuando este medio se comunicó con Lamas por correo electrónico antes de que la Iglesia lo despojara de su rol como sacerdote y que fuera llamado por la Justicia, el entonces cura escribió: "¿Con qué autoridad tienes que hacer averiguaciones? Ten paciencia y me parece que estás avanzando sobre lo que no te corresponde y con sugerencias de alguna persona. Cuando tenga alguna notificación oficial de la Justicia entonces voy a responder lo que corresponda. Que tengas un buen día. ¡Paz y Bien!".

Hoy, Emilio Raimundo Lamas se negó a realizar declaraciones. A partir de esta tarde quedó tras las rejas por los gravísimos crímenes que se le imputan.

Fuente: Infobae