|

#Salta: El Pacto Fiscal “no tuvo resultados positivos”, pero lo aprobaron

Dieciséis senadores de la Provincia sancionaron en definitiva y por unanimidad el proyecto de Ley que aprueba el Consenso Fiscal 2018. La Provincia lo firmó el 13 de septiembre con el Ejecutivo Nacional. Antes, el senador Pérez reconoció que hasta ahora “ninguno de los objetivos fue alcanzado”.

 

A la sesión extraordinaria  la presidió el vicepresidente tercero, Roberto Gramaglia. Faltaron siete senadores.

El miembro informante fue el senador Diego Pérez; que dijo que “el citado consenso busca flexibilizar, de alguna manera, el esfuerzo fiscal proyectado para la Provincia en el período 2019. Recordamos que el año pasado aprobamos un consenso del año 2017 que tenía por objeto implementar políticas tributarias destinadas a promover el aumento de inversiones y el empleo en el sector privado”.

Según Pérez, “seguimos bregando porque ese objetivo empiece a cumplirse en la Nación y la Provincia, hasta hoy los resultados no han sido para nada positivos, en ninguno de estos dos objetos planteado en el consenso”.

“Además, esta adenda propone diferir por un año calendario aquel esquema previsto en el consenso fiscal del año pasado, respecto al impuesto a los sellos, que recordemos tenía una alícuota decreciente hasta desaparecer en el 2022. Lo que resuelve es la posibilidad de diferir por un año calendario la aplicación de esa escala”, finalizó 

Esta semana, la Cámara de Diputados dio media sanción al mismo proyecto, que establece, entre otras cosas, se suspenden dos cláusulas del pacto fiscal 2017 que, por un lado, les permitirán a las provincias que adhieran al acuerdo aumentar el gasto en 2019 si tuvieron equilibrio fiscal en 2018, y por otro contempla un freno a un recorte en impuestos provinciales.

Y sostiene que el Estado Nacional no aumentará el porcentaje del Impuesto a las Ganancias, pero se derogarán exenciones totales o parciales del impuesto a las Ganancias para funcionarios y empleados públicos nacionales, provinciales y municipales, así como exenciones sobre actividades de ahorro, de crédito y financieras.

“Hay varios puntos por corregir del Consenso Fiscal del año pasado, es por eso que es necesario fortalecer sus objetivos y compromisos”, dijo el diputado Mario Vilca

El diputado Dionel Ávalos afirmó que este consenso es un fracaso más del gobierno nacional ya que no cumplió con ninguna de las metas que se impuso, pero a la provincia no le queda otra alternativa que acatarlo.

El diputado Guillermo Martinelli criticó que no exista una alternativa por parte de la provincia al Consenso Fiscal. Así también, aseguró que el impuesto a la ganancia es cada vez más un impuesto al trabajo en el que le están quitando hasta lo último al trabajador.

“Hace poco aprobamos un superávit del presupuesto provincial y ahora resulta que este acuerdo es indispensable para la economía salteña”, dijo el legislador.

Por su parte, el diputado Claudio Del Plá confirmó que esta iniciativa es un Pacto Preexistente ya que los gobernadores y sus diputados nacionales aprobaron el presupuesto nacional con este condicionante impulsado por el gobierno nacional.

“Tanto el pacto fiscal como el presupuesto están diseñados para recaudar los fondos para cumplir con los acreedores internacionales y exprimir lo más que se pueda a las provincias, particularmente en Salta existen esquemas mentirosos ya que hay reducciones en el Fondo de Soja, pero se aumenta el boleto del transporte público, reducción de carreras terciarias, precarización laboral, etc.”, dijo el legislador.

En este sentido, el diputado Julio Moreno criticó los tiempos manejados por el Ejecutivo Provincial para el tratamiento del Proyecto y la ausencia de un plan de gobierno, ya que sólo se dedicaron a colocar parches pasajeros en la economía de Salta.

“Si se continúa con este ritmo de gasto público va a ser insostenible la situación tanto nacional como provincial; además se establecen medidas que perjudican notoriamente tanto al pueblo como al sector empresarial”, dijo el legislador.

El diputado Ramón Villa aseguró que existen muchas medidas en esta iniciativa que atentan contra la calidad de vida de los salteños.

En Diputados, 15 legisladores votaron en contra.