|

El sur también existe: El PJ Federal tienta a Weretilneck y Gutiérrez


El Peronismo Alternativo espera sumar en diciembre al gobernador rionegrino Alberto Weretilneck, que evalúa esa posibilidad ya que serviría para erosionar el poder justicialista de Martín Soria, pero es cuidadoso en los tiempos y circunstancias porque su estrategia persiste en la desnacionalización del proceso electoral en Río Negro.

 

El fin de semana, el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey reconoció el propósito de incorporar al rionegrino, como también, al neuquino Omar Gutiérrez. “Pensamos en una construcción lo más amplía posible. No alcanza con el peronismo. Ya está participando el Frente Renovador Misionero (del gobernador Hugo Passalacqua) y, seguramente, pasará con el MPN de Neuquén y Juntos de Río Negro”, declaró a Radio Continental.

El senador Miguel Pichetto mucho tiene que ver en esa intención grupal, a pesar que la opción de convocar al roquense Soria también se analizó en la reunión del miércoles en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires cuando Urtubey, el parlamentario, Sergio Massa y el gobernador cordobés Juan Schiaretti incorporaron a los mandatarios Gustavo Bordet (Entre Ríos), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut) y Passalacqua. La mirada a Soria se diluyó por su aparente preferencia por el kirchnerismo. Massa -que dialoga con el roquense- aporta una visión menos concluyente mientras, para Pichetto, el intendente terminará ligado a Unidad Ciudadana.

En principio, el viernes 14 de diciembre, Pichetto estará en Bariloche, dispuesto a la organización de la novel fuerza en Río Negro, comenzando con los gremios con los que históricamente mantuvo buenos vínculos. Para diciembre, también, la cúpula del PA prevé un gran encuentro en Córdoba, incluso pretende la oficialización de Weretilneck y Gutiérrez en el espacio. Antes, estos dirigentes no peronistas tentados -entre otros- programan un cónclave entre ellos.

¿Qué piensa Weretilneck? Le agrada esa participación, pues aportaría al desgaste de la base de Soria, obligando al intendente a decidirse -que, por ahora, logró evitar- entre el peronismo “alternativo” y el kirchnerismo.

El desembarco de Juntos contradice la estrategia gubernamental: un escenario nacionalizado. Basado en su último diseño de una elección provincializada, Weretilneck aparta todo ingrediente nacional para consolidar una compulsa propiamente rionegrina para mayo o junio. Es obvio que -especialmente- busca desligarse del peso del macrismo, a quien quedó ligado. Por eso, escucha el argumento que el Peronismo Alternativo es “algo superador a la grieta”, pero evalúa tiempos y circunstancias, en especial, la evolución de la movida peronista.

El gobernador visitó ayer El Bolsón, gobernado por Bruno Pogliano, un íntimo suyo y, tal vez, un adelantado en la adhesión de Juntos al Peronismo Alternativo. Hace algunos días, el pichettista Ariel Rivero lo visitó en el municipio y se retiró convencido de su incorporación.

 

Fuente: Rio Negro