|

Educación sexual: Idiosincrasia sí, hipocresía no


En El Acople la sexóloga Mónica Gelsi consideró que la principal falencia para que en Salta se cumpla con la Ley de Educación Sexual sancionada en octubre de 2006 es el temor. “Llegué a Salta hace 37 años y respeto la idiosincrasia, pero no la hipocresía”, enfatizó la especialista.

 

En este sentido, Gelsi consideró que debería actuarse con coherencia para hacer cumplir la ley e hizo hincapié en buscar profesionales idóneos y formados para capacitar a los docentes.

“La ley no atenta contra el sexo biológico con el que nacemos y el género es una construcción sociocultural que atribuye roles y muchas veces genera desigualdades”, advirtió Gelsi en El Acople y agregó que “el concepto de perspectiva no es una ideología, sino un término de inclusión para la diversidad y la discapacidad”.

Sin embargo, la sexóloga reconoció que “tiene que haber un presupuesto para que la ley se pueda cumplir”.

Leer más: Paupérrimo: “Sólo el 0,01% del presupuesto educativo se destina a la educación sexual”

“No debe existir miedo, el problema son los fanatismos extremos; hay que tener mesura y hacerse asesorar y siempre es bueno los padres estén para ver qué es lo que hablamos con los chicos”, finalizó Gelsi.