|

Ajuste: el Gobierno avanza contra las pensiones en el presupuesto

Resultado de imagen para pensionados

Según fuentes legislativas, el Presupuesto 2019 que en Poder Ejecutivo presentó al Congreso, y que será tratado en los próximos días, prevé un recorte al modelo jubilatorio tal como lo conocemos.

 

El primer afectado es la denominada Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que en la actualidad cobra todo adulto mayor con 65 años o más y que no cuenta con los 30 de aportes necesarios para jubilarse.

La medida modifica el Artículo 16 de la Ley N° 27.260, que indica que el beneficio "es compatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia. Los aportes y contribuciones que las leyes nacionales imponen al trabajador y al empleador ingresarán al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), y serán computados como tiempo de servicios a los fines de poder, eventualmente, obtener un beneficio previsional de carácter contributivo".

Si se aprobara el Presupuesto con este punto, el articulado indicará algo diametralmente opuesto: "El goce de la Pensión Universal para el Adulto Mayor es incompatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia", dice el proyecto.

La situación es grave porque, de hecho, la PUAM fue un invento del actual gobierno para desactivar el Plan de Inclusión Jubilatoria aprobado durante el kirchnerismo. Entre otros puntos, el cambio de un sistema a otro hacía que en lugar de cobrarse el haber mínimo se cobrara el 80 por ciento; se perdiera el derecho a pensión y se pasara de una jubilación ordinaria a una no contributiva. 

En la actualidad, la ya desvencijada PUAM equivale a 6.909 pesos (80 por ciento del haber mínimo) y, para acceder a su cobro es necesario tener 65 años como mínimo (antes eran 60 años para las mujeres).

Según datos oficiales, hasta marzo de este año el beneficio era cobrado por unas 78 mil personas. De aprobarse el presupuesto ajustador, el número de beneficiarios caerá de forma drástica.

Además de este tijeretazo a la seguridad social, la Casa Rosada busca en su Presupuesto 2019 reducir las nuevas jubilaciones y prensiones contributivas y no contributivas para quienes residen en la Patagonia.

El cambio en este caso sería que se pasará de aplicarse un diferencial por el cual los montos que rigen para el resto del país se multiplican por 1,4 para los habitantes de las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego y en el partido bonaerense de Carmen de Patagones. Si bien no trascendió la cifra por la que se multiplicará, se estima que el número caerá por debajo de 1.

 

 

Fuente: Infonews