|

El lunes ingresan Presupuesto 2019, addenda al pacto fiscal y reforma de Bienes Personales


Apuran negociaciones para intentar una rápida aprobación. El Ejecutivo ingresará el lunes tres proyectos: presupuesto, la addenda al pacto fiscal y una reforma para cambiar Bienes Personales.  

 

Los tiempos corren y todo se acelera. Tanto que el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, tiene poco margen para descansar luego de la jornada de ayer, con reposo tras haber pasado la noche internado en observación en el Instituto del Diagnóstico. El próximo lunes el ministro llegará al Congreso de la Nación y en la mesa de entradas de la Cámara de Diputados dejará el proyecto de Presupuesto Nacional para el 2019. A partir de ahí empieza una carrera por llegar a acuerdos políticos y para cumplir con un calendario de fechas. Según explicaron fuentes legislativas a El Cronista, el próximo lunes 17 de septiembre se realizará la presentación formal de Dujovne en el Salón Delia Parodi. El jueves 20 habrá una reunión Informativa de parte del ministro de Economía; la semana siguiente, el martes 25, desembarcará el ministro de Interior, Obras Públicas y Viviendas, Rogelio Frigerio, para presidir una reunión informativa. Al día siguiente, el miércoles 26, tendrán un encuentro con la flamante Oficina Presupuesto Congreso que comanda Marcos Makón y que tendrá su debut oficial de tareas con el análisis de un presupuesto marcado por el ajuste. La agenda de Economía y la Casa Rosada es que el jueves 27, apenas 10 días más tarde de que el documento de 1500 páginas haya llegado al Congreso, tener dictamen de comisión. 

Pero no sólo entrará el Presupuesto que ya está casi listo. Sino que el mismo lunes tiene que ingresar la addenda del Pacto Fiscal y una Reforma Tributaria que habilitará las modificaciones en el impuesto a los Bienes Personales, algo que en el Ejecutivo no ven con buenos ojos porque implicará una modificación para los que entraron al blanqueo, pero que entienden que será el mal menor. "Esperemos que tengamos un adelanto antes del fin de semana porque sino va a ser casi imposible cumplir estos plazos. El presupuesto tiene 1500 páginas y dos días puedan marcar la diferencia para poder realizar una síntesis de los aspectos centrales", dijeron. Pero mientras los técnicos piden datos, en Economía e Interior siguen adelante con las negociaciones para alcanzar el mayor consenso posible y el trámite más simple en el Congreso. La foto fue un gesto político y la enseñanza de la Reforma Previsional de diciembre para la Casa Rosada fue la de entender que dar quórum no significa dar los votos. Y eso quedó claro el martes, cuando, en medio de la conferencia de prensa, el gobernador Juan Manuel Urtubey dejó una frase que quedó en el aire de la Casa Rosada: "Hay consenso que hay que tener una ley de presupuesto y con equilibrio primario". Esta última frase generó cierto escozor en los técnicos más avezados. 

"Urtubey habla del equilibrio primario porque es el más fácil de alcanzar ya que es sin tener en cuenta los gastos y la deuda. El definitivo, el que te lleva al déficit cero contiene todos los ítems anteriores y es donde comienza a ponerse más compleja la conversación", explicaron desde una de las provincias que participó del encuentro con el Presidente Macri. Aunque el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional establece el equilibrio primario, no pasó inadvertida esa aclaración de parte de Urtubey, referente del peronismo dialoguista, quien aclaró eso desde el atril del Salón de los Pueblos Originario de la Casa Rosada. La postura de los legisladores que responden a los gobernadores más refractarios a Cambiemos le planteará una de las luchas más importantes para los negociadores legislativos. A partir del lunes entrará en acción las espadas legislativas. En donde buena parte caerá en el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó acompañado por el jefe del interbloque de Cambiemos y radical Mario Negri quien esta semana aprovechó su espacio en el gabinete ampliado para aclararle a los más de mil funcionarios de Cambiemos que empezaba una nueva etapa en donde "no son funcionarios públicos, son militantes de Cambiemos". Se les sumará el diputado Luciano Laspina, el hombre económico de la bancada del Pro. En el Senado de la Nación la misión recaerá en el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el senador Esteban Bullrich y su par radical Luis Naidenof.

 

Fuente: El Cronista