|

Casi la mitad de los trabajadores salteños, en negro

Así se advierte de los datos proporcionados por el Indec, en los que se refleja un aumento del trabajo informal o “en negro” (del 33,3 al 33,9%) en el último año, por el incremento de los asalariados informales en el interior del país. El indicador más alto de “asalariados sin descuento jubilatorio” correspondió al NOA, con 42,1%, con un incremento con relación al 40,7% de un año atrás. Salta ostenta un 43,4%.

 

Además de no contar con sus aportes previsionales, esos trabajadores ganan menos, no tienen cobertura de salud de la obra social, no perciben aguinaldo, no tienen vacaciones y carecen de otro conjunto de derechos laborales y sociales.

Asimismo, en las grandes urbes, el empleo en negro aumentó del 27 al 28,6% en Santa Fe, del 34,6 al 37,5% en Córdoba y, en Mendoza, del 34,6 al 38,7%, atribuible al incremento de la tasa de subocupación (gente que trabaja pocas horas). Se descuenta que se trata de trabajos precarios, en su gran mayoría no registrados ante la Seguridad Social.

Por otra parte, sobresale San Luis con un 41% de empleo no registrado en la región de Cuyo y en el NOA además de Tucumán (46,3%), se destacan con tasas superiores al 40%, Santiago del Estero (43,7%) y Salta (43,4%). Los registros más bajos (18,9%) los tiene la Patagonia, sin cambios con relación a la medición del primer trimestre de 2017.

Estos datos son del primer trimestre del año. Por eso se descuenta que la menor actividad en los meses siguientes afectó el empleo y con mayor intensidad a los trabajadores informales, por la mayor precariedad laboral que tienen con relación al resto.