|

En su debut, Martín Grande comparó a las mujeres con marsupiales

Tras 19 horas de debate y antes de la aprobación del proyecto que brinda el derecho a la mujer de acceder al aborto seguro y gratuito, el diputado nacional por Salta, Martín Grande, perdió su virginidad vocal en el Congreso y aseguró que en Salta “el aborto es absolutamente impracticable”.

 

“Les quiero decir a todos los que alegremente están pidiendo el aborto legal, que hoy al menos en mi provincia es absolutamente impracticable por una razón muy simple. Tenemos un sistema digital para poder pedir el turno pero, por cualquier operación de rutina, hay que esperar seis meses. Simplemente, no hay forma de llevarlo adelante”, sostuvo el empresario de la comunicación y legislador macrista, quien cuestionó la falta de educación sexual en los colegios para prevenir embarazos no deseados.

Hasta aquí la parte relativamente coherente de la alocución de Grande, quien cerró el discurso comparando la gestación humana con la marsupial, en una muestra de incoherencia que no estuvo exenta de errores de conjugación y que provocó la burla de sus pares. 

“Me pregunto. Si tendríamos el mismo sistema que los marsupiales y los bebés estarían prendidos a la teta de sus madres cuando llega el momento del aborto, sería tan fácil tomarlos y tirarlos a la basura como pretenden algunos dentro de este recinto”, sostuvo el legislador Pro Vida.

Con 129 votos a favor y 125 en contra, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, luego de una maratónica sesión de casi 22 horas. Afuera del Congreso, miles de personas celebraron el histórico avance en los derechos de las mujeres, logrado tras años de lucha del movimiento feminista. Votaron en contra de la Ley, los siete diputados nacionales por Salta, Pablo Kosiner, Javier David, Andrés Zottos, Sergio Leavy, Miguel Nanni, Alfredo Olmedo y Martín Grande.