|

Por el caso Solano, impulsan la creación de la Policía Judicial

Legisladores del Frente para la Victoria buscan crear la Policía Judicial en Río Negro. La iniciativaestá enmarcada en la aplicación del nuevo Código Procesal Penal, que incluye la formación de un cuerpo de investigadores de delitos e ilícitos. “Hay hechos lamentables como el del salteño Daniel Solano en Choele Choel, luego de denunciar la explotación de trabajadores temporarios y hechos de trata de personas entre otros casos que podemos mencionar”, sostienen los impulsores.

 

La iniciativa propone que la Policía Judicial dependa operativamente del Superior Tribunal, y sus tareas se desenvolverán entonces bajo las órdenes de esta autoridad. También prevé que su actividad y lugar de trabajo lo compartirá con los empleados y funcionarios. 

El proyecto, que firman los parlamentarios Alejandro Marinao, Maria Grandoso, Edith Garro, Carina Pita, Raúl Martinez, Marcelo Mango, Jorge Vallazza, Elvin Williams, Ariel Rivero y Marta Bizzotto, cuenta con 33 artículos sobre la creación, autoridades, atribuciones y funcionamiento de la Policía Judicial.

 

Los legisladores diseñaron que el Cuerpo de Investigadores Judiciales tendrá competencia:

– En la investigación de homicidios dolosos o cometidos en ocasión de otro delito doloso.

-En la investigación de ilícitos cometidos por funcionarios públicos y miembros de las fuerzas de seguridad y penitenciarias con motivo o en ocasión de sus funciones.

-En todos aquellos casos en los que los Agentes Fiscales dispongan su intervención.

 

Sus intervenciones están dirigidas en forma exclusiva al esclarecimiento de los hechos a través de la búsqueda, recolección y análisis de elementos de prueba. Queda absolutamente vedada al Cuerpo de Investigadores Judiciales, cuestiones vinculadas a trámites administrativos o despacho de las causas, así como la elaboración de proyectos de requisitorias o escritos fiscales.

Ese formato tiene sustento ideológico -que se expresa en los argumentos del proyecto- en “el homicidio del oficial Lucas Muñoz, ocurrido en agosto de 2016, con la propia policía sospechada de su intervención, expresa una gravedad institucional que obliga a tomar medidas urgentes y profundas para que no quede en la sociedad la impunidad como realidad permanente”. 

Leer más: #CasoSolano: el policía acusado de "apretar" un testigo quedó en libertad

 

“Es evidente que la organización actual de la investigación de estos hechos no ha sido eficaz en la historia de nuestra provincia”, agrega. “Los hechos a esclarecer y sin justicia son muchos: en el año 1988 Walter Daniel Cardenas, en año 2000 Titi Almonacid, 2005 Juan Carlos Vázquez, los crímenes del 17 de junio de 2010 en Bariloche, Coco Garrido en la comisaria de El Bolsón en el 2011, Jorge Pilquiman, Santiago Sagredo en Cipolletti y los terribles casos de femicidio como el de Micaela Bravo o de Karen Álvarez, entre otros homicidios. Hay más hechos lamentables como el Fredy Pazos y no olvidemos la desaparición de Daniel Solano en la ciudad de Choele Choel, luego de denunciar la explotación de trabajadores temporarios y hechos de trata de personas entre otros casos que podemos mencionar”.

“Por tal motivo -manifiestan los legisladores- y ante la constante impunidad de los crímenes y desapariciones es que deberíamos llevar a cabo una tarea vasta y compleja, posibilitadora y potenciadora, de una labor dinámica con el enfoque en los derechos humanos de las víctimas y los testigos, protegiendo estos derechos cuando sean vulnerados”.

Leer más: #CasoSolano: Murió Gualberto sin saber dónde está su hijo

“Este nuevo pensamiento de la figura policial debe enfocarse en el derecho de la víctima, es decir, el trato respetuoso y digno, informándole no solo sus derechos sino también las diferentes actuaciones que se van realizando en el proceso penal y las principales decisiones que se adopten en el mismo, por ejemplo, testimonio, pruebas, informes, pericias, que deben ser llevados por el personal debidamente capacitado”, plantea la iniciativa.

 

 

Fuente: ADN Río Negro