|

Para algo sirvió la humillación

Urtubey no echó a nadie después de la difusión del video en el que se ve un helicóptero levantando vuelo mientras un grupo de aborígenes, aislado por el agua, corre desesperadamente por la comida que acababan de dejarles. Sin embargo, duplicará la ayuda humanitaria vía aérea y sumará un acompañante al piloto.

 

“A partir de ahora se harán dos vuelos en vez de uno y habrá una persona acompañando al piloto”, dijo el secretario de Protección Civil Néstor Ruiz de los Llanos, en el marco del sobrevuelo del gobernador Juan Manuel Urtubey, este fin de semana, sobre las inundaciones en Santa Victoria Este.

El gobernador no pudo aterrizar por las malas condiciones climáticas en las zonas más afectadas por las inundaciones del norte salteño, en medio de la tensión que hay en Santa Victoria Este. El secretario de Protección Civil Néstor Ruiz de los Llanos confirmó que se espera una nueva crecida de los ríos y afectará la misma zona de la cual en los primeros días de febrero debieron ser evacuadas 10.000 personas.

Ante esta nueva alerta, el gobernador Juan Manuel Urtubey viajó el fin de semana a la zona, donde se comenzó una nueva evacuación: las comunidades que están entre Santa María y Santa Victoria son trasladadas a Misión La Paz, debido a que se esperaba una nueva crecida del río Pilcomayo.

El gobernador sobrevoló el departamento Rivadavia junto a la Ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Edith Cruz, para evaluar la situación desde el aire y luego descender para conversar con los lugareños, sin embargo, debido a las malas condiciones climáticas, no pudo realizar el aterrizaje.

Uno de los lugares más afectados es el paraje La Curvita, donde es casi imposible que la población pueda asentarse nuevamente.

Urtubey visitó la zona el 3 de febrero, cuando estuvo en la provincia la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

El Acople/La Gaceta