|

#IngenioSanIsidro: “La política no acompaña con lo que la gente necesita”

Así lo dijo en diálogo con El Acople la ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, Paula Bibini, quien indicó que recurrirá a una mediación con autoridades del gobierno nacional porque en el conflicto azucarero “no hay respuestas ni del sector empleador ni de los sindicatos”. Este lunes, los trabajadores azucareros de Salta y Jujuy realizaron una caravana de 300 kilómetros contra los despidos y la flexibilización laboral. Tras el cierre del Ingenio San Isidro, 730 obreros quedaron en la calle, mientras que hubo cesantías en La Esperanza (238 cesantes), el Tabacal (181) y Ledesma (30).

 

“Hoy pido una reunión con Nación, desde el gobierno estamos preocupados”, manifestó Bibini. 

En tanto, el gobernador Juan Manuel Urtubey ratificó la imposibilidad del Estado provincial de afrontar la responsabilidad por la situación azucarera y volvió a descartar la posibilidad de estatizar, y especialmente del ingenio San Isidro, cuyos propietarios ya iniciaron un procedimiento preventivo de crisis, con el previo despido de unos 700 trabajadores, la mayoría del Valle de Siancas.

En este sentido, Bibini reveló que existen “posibles y potenciales inversores argentinos y extranjeros”.

“Entendemos que si se concreta se podría continuar con el trabajo en el ingenio”, finalizó Bibini.

La situación en el Ingenio San Isidro es la más grave. Ubicado en Campo Santo, a 45 kilómetros de la capital salteña, el ingenio emplea de manera directa a 730 personas, pero otras 1900 dependen de la actividad de manera indirecta. 

La multinacional que lo controla, el grupo peruano Gloria, presentó un procedimiento preventivo de crisis en el Ministerio de Trabajo y justificó el anuncio de cierre en “las pérdidas constantes y sostenidas” que vendrían sufriendo en los últimos cuatro años. 

A los obreros se les niega el ingreso desde el 19 de enero.

Las consecuencias sociales del cierre serían gravísimas no sólo para el departamento donde se asienta, General Güemes, sino para toda la región. 

El titular de la Unión de Cañeros Independientes de Salta y Jujuy, José María Jure, explicó en este sentido que los productores jujeños entregan en cada zafra “350 mil toneladas de caña de azúcar para la molienda del ingenio San Isidro”.

“El problema que hoy están teniendo las 730 familias del ingenio se multiplicaría por tres o cuatro si tenemos en cuenta el personal dependiente de los productores independientes; es un problema muy grande para Salta y Jujuy”, declaró.

En el Ingenio San Martín, de El Tabacal  a las 181 cesantías siguió la represión de los afectados, que mantenían un corte de la ruta 50. 

El desalojo terminó con siete obreros detenidos.