|

#Salta: piden fondos para controlar las langostas

Pese al estricto monitoreo, sigue siendo preocupante la situación de las langostas en el sur de la provincia. En Rosario de la Frontera completaron el ciclo y ahora son voladoras.

 

Si bien la situación actual en Rosario de la Frontera se remite al monitoreo de mangas en formación, control de estas y monitoreo de oviposición, hay que seguir trabajando para evitar pérdidas millonarias, ya que si no hay mayor control, para los próximos meses y años, los gastos superarían 100 veces lo que se gastó hasta el momento.

Se realizó un buen control en los espacios públicos tales como rutas, vías férreas, ríos y espacios poblados del interior de Rosario, Metán y La Candelaria, junto a las unidades de producción agrícola. Pero no así en las unidades productivas ganaderas y en zonas de monte, donde no se hizo monitoreo y hoy hay langostas voladoras.

Desde octubre hasta la fecha son 130 días trabajados, con una distancia diaria de 150 km, lo que equivale a un total de 19.500 km de monitoreos.

Hasta la fecha hay más de 300 puntos detectados y controlados, lo que da como resultado una superficie de aplicación terrestre de 3.000 hectáreas y otras 660 en forma aérea.

El ingeniero Jorge Piorno, miembro de la Asociación de legumbres del NOA, hizo un recorrido del trabajo que realizan. "Desde la entrada de la plaga a los tres departamentos, a partir del 30 de septiembre del 2017, nuestra institución mancomunadamente con los productores de Metán, La Candelaria, y el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), comenzamos a trabajar contra la plaga. Hasta que la Provincia puso fondos, solo las instituciones, sus asociados y compañías de agroquímicos realizamos control en los espacios públicos, aparte de los controles en nuestras unidades productivas" afirmó.

El ingeniero confirmó que el 28 de diciembre, el Gobierno provincial puso a disposición una ayuda económica, pero pese a esto advirtió que "no alcanza el dinero que se piense; necesitamos que Nación se ponga al frente y actúe porque estamos controlando con ese dinero que llega de la Provincia. Que se entienda: no es para la parte privada, sino para los espacios públicos" remarcó.

"Se necesita controlar grandes espacios, a los cuales los agricultores, económica y legalmente no lo pueden hacer".

Solo Rosario de la Frontera tiene 23.000 hectáreas de catastros fiscales.

"Estamos atrás desde hace 50 días y solicitamos mayores aportes, sin olvidar que esto que se solicita, es para controlar los espacios públicos. Hoy ya decimos que será una lucha desigual de por lo menos 3 años" afirmó.

 

 

 

Fuente: Agritotal