|

Urtubey: "Cuatro de cada 10 piensan que somos ladrones"

Así lo dijo el gobernador Juan Manuel Urtubey en el marco de las elecciones de autoridades en el PJ bonaerense. "Cuando hoy le preguntamos a un ciudadano de pie qué piensan del peronismo, cuatro de cada 10 dicen que somos ladrones”, dijo el mandatario.

 

“Debemos garantizar la institucionalidad para evitar los atropellos, pero algunos de ustedes estuvieron en cana por ser peronistas no por chorros", fue el planteo de Urtubey al auditorio, que habló de autocrítica "porque algo hicimos para que los Dueños de la Argentina ganen elecciones libres".

Aún sin números oficiales, a falta de un contrincante, cerradas las urnas a las 18 en la que estaban habilitados 1,3 millones de afiliados, Gustavo Menéndez se convirtió ayer en el nuevo presidente del PJ bonaerense. "Tal vez me gana el voto en blanco", bromeaba por la mañana el intendente de Merlo, que de derrotas sabe y mucho. Hasta 2013 fue vencido por Raúl Othacehé, uno de los barones del Cornurbano que terminaron jubilados dos años atrás.

Ahora, como cabeza de la lista "Unidad y Renovación", secundado por su colega de Esteban Echeverría, Fernando Gray, que por enroque negociado será titular partidario en 2019, el debutante jefe comunal buscará "unir lo viejo y lo nuevo", según adelantó en radio Cultura, incluyendo a los caciques territoriales que durante años combatió. El primer objetivo de Menéndez, que sucederá al matancero Fernando Espinoza, es llamar a los que se alejaron del (pan) peronismo, desde Sergio Massa a un más reciente Florencio Randazzo. Todos aquellos que no se sienten identificados con Unidad Ciudadana o, mejor dicho, con Cristina Fernández de Kirchner.

En el prólogo de la interna, que se llevó a cabo a pesar de las amenazas de intervención con la Espada de Duhalde pendiendo sobre sus cabezas, Menéndez se sentó en un mesa para discutir el futuro del peronismo con declarados enemigos de la ex Presidenta: el senador Miguel Ángel Pichetto y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. Fue el miércoles, en el coqueto Palais Rouge, en la presentación de la revista Movimiento 21. El intendente de Merlo llegó una hora tarde, excusándose en el tráfico: en ese momento ya había incidentes entre manifestantes y efectivos de seguridad por la reforma previsional que al día siguiente marcaría una escandalosa y fallida sesión en Diputados.

"Nosotros no somos la izquierda, tratando de que ocurra siempre lo peor, somos un partido con experiencia de gobierno al que nos cuesta ser oposición", reflexionó Pichetto, sin mencionar los enfrentamientos cerca del Congreso. Y reclamó para las futuras presidenciales, sin género femenino: "No hay opción de ganar en 2019 sin un líder. Y hay que definirlo rápido, para acompañarlo (estos dos años). Tiene que ser joven".

 

 

 

Fuente: El Cronista