|

Oliver sobre El Huaico: “Una comisaría no resuelve la inseguridad”

Así lo sostuvo en El Acople el ministro de Seguridad, Carlos Oliver, quien descartó la construcción de una comisaría en barrio el Huaico tras reconocer que “no hay recursos ni presupuesto”. Esta semana y a plena luz del día, una familia del barrio de zona norte de la ciudad sufrió el robo de pertenencias por un valor de $200.000 cuando no había nadie en el domicilio.  Ocurrió en la manzana 516 “A”, a una cuadra de la Escuela de Cadetes de la Policía.

 

“Hemos replanificado los recursos tras el crecimiento de la población en la norte de la ciudad”, afirmó Oliver en El Acople, al tiempo que destacó que “la respuesta del Sistema de Emergencias 911 es menor a los ocho minutos”.

Sin embargo, el funcionario a cargo de la cartera de Seguridad anticipó que “no habrá nueva dependencia en la zona norte”, pese al incremento poblacional y de hechos delictivos.

La vivienda robada pertenece a la familia Zilli, recordada por Robertino, el joven que murió el año pasado tras luchar contra una rara enfermedad llamada Adrenoleucodistrofia, la cual requería el tratamiento con un costoso y escaso medicamento conocido como Aceite de Lorenzo.

“Se llevaron los recuerdos de mi único hijo, Robertino”, lamentó en El Acople la víctima del robo, Cecilia Viglione, quien afirmó que “los delincuentes sabían perfectamente la casa quedaba sola por motivos laborales” y que tuvieron el tiempo necesario robar la residencia.

Entre las pertenecías robadas figuran dos televisores, un frigobar y una notebook con la que la madre de Robertino documentaba la historia del joven a través de archivos y fotografías.

No se trata del primer robo en el Huaico. Con este caso, los vecinos recordaron que el 22 de mayo de 2015, una familia también padeció la desagradable sorpresa de regresar y encontrar su casa prácticamente desvalijada. El robo millonario, tuvo como víctima a la familia de un contador, según fuentes policiales. 

La madre de este, de 60 años, dijo que cuando la familia de su hijo llegó a la casa observó que las luces estaban prendidas y las puertas abiertas. 

La víctima denunció el robo de 50.000 pesos en efectivo que estaban en un maletín, cheques valuados en 200.000 pesos, varias joyas, dos netbook, una cámara de filmar y diez monedas de plata mexicana.

Son los más significativos, pero no los únicos denunciados en una zona en la que los vecinos dependen de denunciar en la Comisaria de Ciudad del Milagro o la subcomisaria de Castañares. En El Huaico, solo hay una casilla ubicada frente a la iglesia.