|

#ReformaPrevisional: el bloque de los gobernadores, ante su primera prueba de fuego

El flamante interbloque Argentina Federal, integrado por 35 diputados que responden a los gobernadores del PJ, se presentó ayer formalmente en sociedad y se prepara para su primera prueba de fuego: acordar una posición unívoca frente a uno de los proyectos más polémicos del Poder Ejecutivo: la reforma previsional.

 

Las discusiones internas ya comenzaron, aunque la decisión orgánica del bloque recién se adoptará la semana próxima, cuando el proyecto comience a debatirse en comisión en la Cámara de Diputados. Así lo confirmó el presidente del interbloque, el salteño Pablo Kosiner. Los más duros quieren introducir cambios en la iniciativa; sin embargo, hay voces que insisten en respetar el compromiso suscripto entre el Gobierno y el Poder Ejecutivo, el cual incluye la reforma previsional en su versión ya aprobada, con media sanción, en el Senado.

"Nosotros firmamos un compromiso de consenso fiscal con el Poder Ejecutivo, y con nuestros legisladores vamos a respetarlo", enfatizó el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Las aguas están divididas, pero lo cierto es que a medida que pasan los días crecen el malestar y las dudas sobre el texto aprobado en la Cámara alta. También en el oficialismo, aunque nadie en ese bloque lo exprese de viva voz.

Por esa razón, la cúpula de Cambiemos evaluaba ayer la posibilidad de acelerar el trámite y llevar la reforma previsional al recinto la semana próxima, apenas unas horas después de despachar el dictamen respectivo. "La Cámara de Diputados no es el Senado; es otra la dinámica y hay menos disciplina. Si dejamos pasar demasiado el tiempo, la reforma previsional no sale", enfatizó un diputado del oficialismo.

El interbloque Argentina Federal es uno de los aliados con que el Gobierno pretende contar en el debate. En el oficialismo no descartaban ayer que durante la discusión ese interbloque se divida y que varios legisladores, en obediencia de sus respectivos gobernadores, suscriban el proyecto del Gobierno.

"Sería una tragedia que el texto se modifique y vuelva al Senado. No sólo se demoraría la sanción; Cristina Kirchner, ya sentada en su banca de senadora, va a ensuciar la cancha", advertían en el oficialismo.

Ayer, por de pronto, el interbloque Argentina Federal marcó su presencia como tercera fuerza en la cámara. Su núcleo central lo conforman los 19 diputados del bloque Justicialista: Diego Bossio, Eduardo "Bali" Bucca y Alberto Roberti (Buenos Aires); Mayda Cresto y Juan José Bahillo (Entre Ríos); Néstor Javier David, Kosiner y Andrés Zottos (Salta); Melina Delú, Ariel Rauschenberger y Sergio Ziliotto (La Pampa); Danilo Adrián Flores y Luis Beder Herrera (La Rioja); Oscar Macías (Corrientes); José Martiarena y Carolina Moíses (Jujuy); Pedro Miranda (Mendoza), y Juan Mosqueda y Elda Pértile (Chaco).

Desde Misiones se suma el Frente Renovador de la Concordia, con Verónica Derna, Daniel Di Stéfano (quien abandonó el kirchnerismo), Jorge Daniel Franco, Flavia Morales y Ricardo Wellbach.

Por Córdoba participarán los diputados Juan Brügge, Paulo Cassinerio, Martín Llaryora (designado vicepresidente tercero de la cámara) y Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti. Quien hizo rancho aparte fue Adriana Nazario, esposa de José Manuel de la Sota, que formará su propio bloque.

 

Por Tucumán se sumarán al interbloque cuatro diputados: Gladys Medina, José Fernando Orellana, Mirta Alicia Soraire (quien también abandonó el kirchnerismo) y Pablo Yedlin, que responden al gobernador Juan Manzur. En tanto, el bloque Todos por San Juan aportará otros tres legisladores: Walberto Allende, Graciela María Caselles y María Florencia Peñaloza Marianetti.

 

 

 

 

Fuente. La Nación