|

Preocupan el embarazo precoz y el suicidio: en Salta hay 13 partos de niñas por día

Son datos oficiales, presentados por el Gobierno en el primer boletín sobre salud adolescente. Los indicadores fueron seleccionados para la población de 10 a 19 años, para ocuparse especialmente de indagar en las causas del embarazo precoz y el suicidio adolescente.

 

Se estima que la población comprendida entre los 10 y 19 años, en la provincia de Salta suma 2.260.547 personas, lo cual representa el 19.3 % del total de la población de la Provincia.

En cuanto a embarazo y maternidad durante la adolescencia, Salta representa históricamente una fecundidad elevada en comparación con la del conjunto del país. Durante 2016 se registraron 26.027 nacimientos; de los cuales, 4.859 fueron de madres menores de 20 años, es decir, 13 al día en promedio. 

Además, 190 correspondieron a madres de menos de 15 años y 4.669 a madres entre 15 y 19 años. Se trata del 18.7 % del total de los nacimientos registrados en la Provincia en 2016.

La mortalidad entre los 10 y 19 años es baja, comparada con la que ocurre en otras etapas de la vida. Sin embargo, la mayor parte de las defunciones se produce por motivos evitables asociados a distintas formas de violencia.

Durante 2016 se produjeron 138 defunciones adolescentes, de las cuales 92 corresponden a varones y 46 a mujeres.

Finalmente, sobre la mortalidad infantil de madres adolescentes, en 2016 se registraron 75 defunciones infantiles de madres menores de 20 años, lo que sobre un total de 4.859 nacidos vivos significa una tasa de mortalidad infantil de 15.2 cada 1.000.

Las áreas operativas donde se registraron las mayores cantidades de muertes infantiles de madres adolescentes son Salta Capital, con 18 defunciones; Orán con 7 y Metán con 5.

Uno de los objetivos del Gobierno es reunir los indicadores para conocer la situación de mortalidad, embarazo y maternidad en el grupo comprendido entre los 11 y 19 años.

Se considera que el grupo etario comprendido entre los 11 y los 19 años de edad, son personas sanas. Sin embargo, se trata de pacientes sumamente vulnerables para el sistema de salud, ya que son más susceptibles a los accidentes, a las patologías de salud mental y violencia, a complicaciones vinculadas con la salud sexual y reproductiva, entre otras problemáticas prevenibles y tratables.

El ministro de Salud Roque Mascarello señaló la importancia de poner en evidencia la situación, y ”tener datos objetivos que nos permitan actuar en consecuencia, para lo cual hay que tener evidencia cierta para tomar decisiones correctas. En este caso es hablar de una problemática que no escapa a lo que la sociedad en su conjunto conoce, que es el embarazo adolescente y el suicidio. Nosotros queremos ayudar a resolver, si bien no es una cuestión que pueda eliminar el Estado por sí solo, sí debemos tener individualizado el problema para buscar la solución y saber en qué lugar se encuentran mayoritariamente los focos problemáticos”.