|

#Perú: abren una investigación a tres expresidentes por Odebrecht

Odebrecht Peru

Las pesquisas iniciadas de forma preliminar se basan en la declaración del exresponsable de la compañía brasileña en este país, por presuntas aportaciones a sus campañas.

 

El caso Odebrecht vuelve a planear sobre la cúpula política de Perú. La Fiscalía ha informado este domingo de la apertura de una investigación preliminar por lavado de capitales contra los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y Alan García (2006-2011), en el marco de la operación de la trama corrupción de la constructora brasileña, que ha salpicado a políticos y empresarios de América Latina. La Fiscalía investiga las presuntas aportaciones de la compañía a sus respectivas campañas.

El fiscal especializado en lavado de capitales, José Domingo Pérez ha iniciado tres causas distintas para cada uno, a raíz de la declaración el pasado febrero en Brasil de Jorge Barata, exresponsable de Odebrecht en Perú. Barata, que fue superintendente de Odebrecht en Perú entre 2006 y 2012 y posteriormente ascendió al cargo de director de Sudamérica en Odebrecht Latinvest, con sede en Lima, aseguró que la compañía entregó millones de dólares para las campañas de los candidatos presidenciales.

También en 2011 habría hecho aportaciones a la campaña presidencial de Ollanta Humala, del Partido Nacionalista Peruano (2011-2016), y a la de la opositora Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, para su partido Fuerza Popular. Según recoge el diario Correo, el ejecutivo "afirmó que se hizo aportes a todas las campañas, pues era política de la empresa apoyar a todos los que tenían posibilidades electorales”.

La compañía brasileña tenía un Departamento de Operaciones Estructuradas, que era desde donde se repartían cohechos o dinero a las campañas con el fin de conseguir favores y concesiones de obras millonarias en la región. En Perú, la Fiscalía ya investigaba a Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, que han pasado diez meses en prisión preventiva, bajo sospecha de haber recibido tres millones de dólares para su campaña. En el caso de Keiko Fujimori, la fiscalía investiga a dos de sus jefes de campaña por una contribución de 1,2 millones de dólares.

Los afectados en esta nueva pesquisa ya han sido informados. “Todas las partes fueron notificadas de las respectivas disposiciones que incluyen la programación de diversas diligencias”, indicó el Ministerio Público, que inicia así otro capítulo ente los supuestos lazos Odebretcht y los políticos peruanos. El expresidente Alan García recurrió a las redes sociales para declarar su inocencia. “Por sexta vez me investigan en cinco años. Ni Odebrecht ni Barata me mencionan y todos los peritajes oficiales demuestran que mis gastos se sustentan con mis ingresos. Otros se venden, yo no”.

Entre los investigados también se encuentran Avraham Dan On, exjefe de seguridad de Palacio de Gobierno; la actual embajadora de Perú en Reino Unido, Susana de la Puente y el exvicepresidente del Congreso, Luis Alva Castro, que presuntamente habrían participado en el trasiego del dinero.

 

 

 

Fuente: El País