|

Otro golpe para May: renunció el vicepremier

El viceprimer ministro británico, Damian Green, uno de los aliados más cercanos de la primera ministra Theresa May, dimitió después de admitir que había mentido sobre el hallazgo de imágenes pornográficas en su computadora hace diez años.

 

Green también fue acusado de poseer contenido pornográfico "extremo" en su laptop de parlamentario en 2008, lo que él negó categóricamente, así como las demás acusaciones.

Tras una investigación dirigida por los servicios de Downing Street, se concluyó que Green había sido bien informado por la policía del hallazgo de estas imágenes, lo que él negó. En un mensaje enviado ayer a May, Green admitió haber hecho declaraciones "inexactas y engañosas".

El resumen de la investigación no saca conclusiones sobre las acusaciones de una ex militante del Partido Conservador Kate Maltby, que lo acusa de haberle tocado la rodilla en un pub en 2015.

La salida de Green agravó la turbulencia política que atraviesa el gobierno de May por las estancadas negociaciones del Brexit, criticadas tanto por la oposición como por un sector del Partido Conservador.

 

 

 

 

Fuente: La Nación