|

Ajuste brasileño: cae al menor nivel en siete años la cantidad de empleados públicos

El Gobierno de Temer anunció que en 2017 se eliminaron 33.000 empleos de empresas estatales. Banca, correo y energía, los principales rubros en los que compañías redujeron su planta.

 

El Gobierno de Brasil continúa con su plan de ajuste e informó que durante 2017 se eliminaron 33.000 empleos de empresas estatales, el menor novel en siete años. La reducción de la planta estatal llegó luego de un plan de retiros voluntarios y menos contrataciones por parte de la administración que conduce el presidente Michel Temer.

El Ministerio de Planificación y Presupuesto indicó que con esta reducción de planta estatal, el total de los empleados de estatales llegó a 508.000, la menor cantidad desde 2010.

De acuerdo con los datos divulgados por el Gobierno este año 26.336 empleados estatales se acogieron a programas de renuncia voluntaria ofrecidos por empresas como Caixa Económica Federal, la Empresa de Correos, las Industrias Nucleares de Brasil y el gigante Eletrobras.

Las compañías estatales que más redujeron sus planta mediante programas de incentivo o despidos directos fueron la Caixa Económica Federal (7.199), los Correos (7.129), la petrolera Petrobras (4.019) y el Banco do Brasil (2.676).

Por lo pronto, el número de empleados en las estatales en Brasil fue bajando gradualmente desde finales de 2014, cuando al concluir el primer mandato de la destituida presidenta Dilma Rousseff la planta llegó a un récord de 552.456 empleados públicos.

Lo cierto es que el proceso de reducción de personal en empresas públicas había comenzado en 2015, con la línea del entonces ministro de Hacienda, Joaquim Levy. Desde la salida de Rousseff en mayo del año pasado, Michel Temer puso en marcha varias iniciativas para reducir los gastos y combatir los déficits fiscales récords de los últimos años.

Entre tales iniciativas, consiguió que el Congreso aprobara una ley que limita el aumento de los gastos públicos a la inflación del año anterior y suspendió las nuevas contrataciones en las estatales.

"Tenemos como objetivo reducir costos y elevar la productividad. Todavía hay espacio para terminar el año con más retiros voluntarios", dijo el secretario de Empresas Estatales del ministerio, Fernando Ribeiro.

 

 

 

 

Fuente: Ámbito