|

Habló Matías Firpo, el hincha que atacó el colectivo de Boca


"Estaba tomando algo y se me ocurrió tirar la botella", reconoció el hincha de River.

 

Matías Sebastián Nicolás Firpo se declaró culpable del ataque al micro de Boca el sábado 24 de noviembre en la esquina de Lidoro Quinteros y Libertador.

Es mecánico tornero, tiene 31 años y se había negado a declarar el miércoles, cuando la fiscal Adriana Bellavigna lo citó a declaración indagatoria. El juicio abreviado derivó en un acuerdo y la sentencia de 2 años y 4 meses de prisión en suspenso para uno de los responsables de la agresión a los jugadores “xeneizes”.

“No soy barra. Estaba tomando algo y se me ocurrió tirar la botella. Estoy arrepentido“, fueron sus palabras en el JUzgado de Berutti 3345. También lloró.

En diálogo con TN, Firpo señaló: “Voy a la cancha con amigos y familia. Fue un momento en el que no supe controlar un impulso, del cual me arrepiento porque sé que estuve mal“.

“Me duele pasar por esto, no soy de hacer estas cosas. Fueron fallas de todos, del operativo y de todo ser humano que se equivoca como yo”, aseguró.

“Siempre entro por Quinteros y la Policía había cortado la calle. Se estaba juntando mucha gente ahí, porque no dejaban pasar a nadie. Nunca pensamos que iban a hacer doblar al micro por ahí y cuando llegó fue todo un desastre”, recordó.

Su abogado Ricardo Vallejos declaró: “No forma parte de ningún grupo. Vio que la gente empezaba a tirar y se enganchó. No es violento y no tiene antecedentes”.

Y agregó: “Mostró arrepentimiento y la magistrada tuvo en cuenta que es una buena persona, con trabajo estable y familia“.

Firpo no podrá acercarse a las inmediaciones del Monumental, mucho menos ingresar en el estadio, y no podrá asistir a ningún espectáculo deportivo masivo durante el tiempo de su condena. Además, deberá hacer 180 horas de tareas comunitarias y un curso de convivencia urbana. Deberá presentarse el jueves para notificarse de su sentencia. Si quiere irse del país, deberá pedir autorización en el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 28.

 

 

 

Fuente: Clarín