|

Gianni Infantino y la superfinal: "Madrid es un poquito Sudamérica"


El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dio una conferencia de prensa en el marco del G20 y argumentó por qué la final de la Copa Libertadores debe jugarse en España. El titular del máximo organismo del fútbol a nivel mundial, que tiene tratamiento de jefe de estado en esta cumbre, aseguró que el encuentro entre River y Boca debe disputarse y negó que haya profundizado sobre este tema con el presidente Mauricio Macri.

 

"Es un partido de fútbol. No es una guerra", expresó Infantino sobre la agresión al micro de Boca antes del partido de vuelta por la final. "Lo que ocurrió no tiene excusas, fue un momento muy triste. Sin embargo, creo que todos nosotros tenemos que aprender lecciones de estas acciones y asegurarnos que genere un antes y un después", continuó. Y añadió: "No jugar un partido es siempre una pérdida. La Conmebol cree que la única manera es jugarlo en España, y como es otro continente, la FIFA lo ha aprobado y va a tomar parte", afirmó.

En cuanto a la respuesta de River que se niega a jugar en Madrid, el dirigente argumentó en el mismo sentido: "Siempre se tiene que jugar, la pelota no se puede parar". También insistió en que se debe investigar sobre quiénes fueron los agresores del micro de Boca: "Tenemos que ver quiénes son los responsables y que se haga algo contra estas personas". A su vez, reclamó la acción del estado en los países donde ocurren episodios como en la final de la Copa: "Las instituciones del fútbol solas no pueden, necesitan del estado".

"Tenemos que lograr que sea una fiesta del fútbol sudamericano. Se jugará en Madrid, que es un poquito Sudamérica", dijo también Infantino, a la vez comentó que en su encuentro con Mauricio Macri apenas tocaron el tema de la sede del partido. También expresó que no intervino decisivamente el sábado en la reunión entre Rodolfo D'Onofrio, Daniel Angelici y Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol) en el Monumental, cuando se dilató el comienzo del partido hasta que finalmente se postergó para el día siguiente. "Es ámbito de la Conmebol", dijo enfáticamente, como si su presencia hubiese sido apenas protocolar. "Si puedo dar mi opinión, muy bien, pero la Conmebol tiene todos los elementros y lo hace bien", completó.