|

La convocatoria a Figallo quiebra la restricción a los "europeos"

Juan Figallo, de regreso en los Pumas gracias a una excepción a la veda.

En 2016, la Unión Argentina de Rugby (UAR) limitó las convocatorias para el seleccionado nacional a los jugadores que actuaban en Jaguares, excluyendo a los que se desempeñaban en los clubes europeos. Salvo en un par de casos especiales a fines de ese año, la veda era respetada. Hasta ahora.

 

La UAR citó a Juan Figallo para el estreno de los Pumas en el Rugby Championship, previsto para el sábado 18 de este mes contra Sudáfrica, en Durban, a pesar de que todavía está vigente la restricción para quienes actúan en el Viejo Continente. La del salteño se trata de una excepción, porque la prohibición está aún vigente. Sucede que la primera línea del conjunto albiceleste está escasa de rugbiers de alto nivel, y por eso la Unión se permite esta excepción sin abrir del todo el grifo: necesita mantener la jerarquía del plantel de Jaguares en el Súper Rugby, algo que, de todos modos, se resentirá desde el año que viene, cuando emigre a Francia una de sus figuras, el apertura Nicolás Sánchez.

Lo de Figallo será, entonces, un regreso al seleccionado. El forward de 30 años fue en su momento una pieza importante del seleccionado, al punto de que protagonizó dos mundiales, Nueva Zelanda 2011 e Inglaterra 2015. Después del partido por el tercer puesto en este último (derrota a manos de Sudáfrica por 24-13), no volvió a ponerse la camiseta nacional. Su participación en el club inglés Saracens se lo impedía.

La autorización especial por "Chipi" fue solicitada por Mario Ledesma y concedida por la UAR. El nuevo entrenador de los Pumas requirió también un permiso por otro pilar derecho, Ramiro Herrera, integrante de Stade Français, pero no hubo novedades al respecto. La prohibición, entonces, no está eliminada, sino que verá excepciones según las necesidades del seleccionado argentino.

En rigor, no se trata del primer quebranto a la veda: para la ventana de noviembre de 2016 fueron citados Juan Pablo Estellés y Felipe Arregui, pero sus casos fueron distintos a este, por tratarse de comodines médicos en clubes británicos y no de rugbiers contratados definitivamente. Estellés formaba parte de la estructura del Pladar y había participado en los Pumas 7s y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; Northampton, de Inglaterra, lo incorporó provisionalmente como reemplazo, y luego de la gira de los Pumas por el Viejo Continente lo contrató definitivamente. Arregui era hombre de Jaguares cuando Edinburgh, de Escocia, lo llamó para un reemplazo temporal; después retornó a la franquicia argentina del Súper Rugby.

A diferencia de esas pertenencias en su momento provisorias a equipos europeos, la de Figallo a Saracens es permanente, y por ello lo novedoso de su convocatoria a los Pumas.

El salteño es uno de los 28 citados para el choque de dentro de dos sábados con Springboks en la jornada inaugural del séptimo Rugby Championship. La lista completa es la siguiente:

backs: Emiliano Boffelli, Sebastián Cancelliere, Bautista Delguy, Bautista Ezcurra, Juan Cruz Mallía, Matías Moroni, Ramiro Moyano, Matías Orlando, Santiago González Iglesias, Nicolás Sánchez, Gonzalo Bertranou, Tomás Cubelli y Martín Landajo;

forwards: Marcos Kremer, Tomás Lezana, Pablo Matera, Javier Ortega Desio, Matías Alemanno, Tomás Lavanini, Guido Petti Pagadizábal, Juan Figallo, Santiago García Botta, Santiago Medrano, Nahuel Tetaz Chaparro, Juan Pablo Zeiss, Agustín Creevy, Diego Fortuny y Julián Montoya.

 

 

 

Fuente: La Nación