|

El plan austero de Gimnasia no seduce y el equipo se desarma


Alejandro Toledo y Pablo Motta se fueron del Albo, mientras que Nicolás López Macri también se iría. Los tres eran pretendidos por Víctor Riggio para su próximo ciclo en Gimnasia y Tiro.

 

 

Hay malas noticias en la Vicente López, porque la base que pretendía el Tano Riggio se desarmó en los últimos días. En primer lugar, tras la confirmación del DT al frente del plantel, se conoció la salida del delantero, Alejandro Toledo, quien emigró al fútbol paraguayo y jugará en Deportivo Santaní.

Sin embargo, esas no fueron las peores noticias para el mundo Albo, ya que dos que también tenía el DT en carpeta para el próximo Federal A también armaron las valijas: Pablo Motta y Nicolás López Macri. El primero fue el capitán de Gimnasia y se convirtió en referente, mientras que el segundo demostró un buen nivel. Motta firmó para Juventud de San Luis y López Macri llegaría al mismo equipo, aunque la operación se concretaría en los próximos días. 

Aparentemente el plan austero que anunciaron los dirigentes en el Albo no seduce, ya que la base de jugadores con la que esperaban contar se fue desarmando. Los tres jugadores que dijeron adiós, estaban en la carpeta del Tano y compañía para el proyecto que tenían en mente la comisión directiva. 

Si bien Gimnasia, según sus dirigentes, usará un presupuesto austero en la próxima temporada, Matías Ceballos, jugador de Central Norte, se habría ofrecido para incorporarse a las filas de Riggio, aunque Juan Carlos Ibire le negó esa posibilidad. 

Según las declaraciones de Ibire, titular de la Subcomisión de Fútbol del Albo: "lo de Ceballos está descartado. Él se comunicó conmigo para ver si habría alguna oportunidad en Gimnasia pero no", sostuvo el dirigente en el programa Rock & Gol de Salta.