|

Neymar, brillante y con récord, hace más candidato a Brasil

Neymar festeja su gol contra Austria. (Foto: AFP)

Con 26 años llegó a 55 tantos, es el tercer máximo goleador de su Selección y llega afilado al Mundial.

 

Neymar sigue enamorando con su fútbol. Especialmente a Tite, técnico de Brasil, quien afirmó luego del triunfo por 3-0 a Austria: “No conozco los límites de Neymar. Su capacidad técnica y creativa es impresionante. Cuando está en el último tercio de la cancha es letal”. El crack brasileño jugó ayer por primera vez como titular desde la fractura del quinto metatarsiano y un esguince de tobillo en febrero pasado, hizo un golazo y ya es el tercer goleador histórico del seleccionado brasileño, con 55 gritos. Y tiene apenas 26 años.

La recuperación de la estrella brasileña sigue en ascenso. La semana pasada ingresó en el segundo tiempo ante Croacia y demostró que su capacidad seguía intacta. Ayer, como titular, volvió a marcar la diferencia, sufrió una entrada muy dura de un defensor austríaco, convirtió el segundo gol y fue reemplazado cuando faltaban seis minutos. “Estoy muy feliz por volver a jugar, por poder soltarme más. Estoy muy satisfecho con el juego de hoy, cada vez me siento más preparado para la Copa”, expresó el delantero del Paris Saint Germain. Ante Austria, en el estadio Ernest Hapel de Viena, fue el último amistoso del equipo que dirige técnicamente Tite antes del estreno en Rusia, que será el lunes 16 ante Suecia. También elogió a sus compañeros y les dio un mensaje de esperanza a los hinchas brasileños. “Todo el equipo viene demostrando que este es un gran grupo. Tienen que confiar, tienen que soñar, el pueblo brasileño está soñando cada vez más y soñar no está prohibido”.

Neymar se lesionó el 25 de febrero en un partido ante el Olympique de Marsella por la Liga francesa. Luego de varias deliberaciones, los médicos de la Selección brasileña decidieron operarlo, el sábado 3 de marzo. Anunciaron una recuperación de al menos tres meses. Exactamente tres meses después volvió a pisar un campo de juego. Ingresó en el segundo tiempo ante Croacia, el partido estaba 0-0 y se abrió con un golazo del crack brasileño. Luego, Firmino estableció el 2-0.

En el encuentro de ayer hubo un momento tenso. En el arranque del partido, el austríaco Alessandro Schöpf le entró fuerte en tobillo izquierdo. La mayoría de los jugadores brasileños se le fueron al humo al rival e incluso después, ya recuperado, se lo vio al brasileño discutiendo con el volante por las consecuencias que podría haber ocasionado la jugada. Después, otras dos veces se quejó de golpes en el la misma zona. Igual, no tuvo problemas para dejar sentado a un austríaco y definir ante Lindner.

Neymar alcanzó a Romario, quien con 55 goles en 70 partidos es el tercer máximo goleador histórico del seleccionado brasileño. Y confesó toda su admiración: “Quería honrarlo de alguna manera. Es un ídolo no sólo para mí, sino para los brasileños y para el mundo, tengo el máximo respeto por nuestro Baixola”. La única diferencia con el gran Romario es que Neymar hizo los 55 goles en 85 encuentros. Pelé es el goleador histórico con 77 gritos y Ronaldo anotó 62.

El de Rusia será el segundo Mundial del ex compañero de Lionel Messi en el Barcelona. En el anterior, Brasil 2014, jugó cinco partidos (4 goles) hasta que se lesionó en los cuartos de final ante Colombia. Ganaba Brasil 21 y a cuatro minutos del final el colombiano Juan Zúñiga le dio un rodillazo en la espalda que le provocó una fractura en la tercera vértebra lumbar. Neymar se perdió la semifinal con Alemania (1-7) y estuvo un mes y medio inactivo. En diciembre de 2017 habló de esa lesión y seguía enojado con Zúñiga. “Es el peor jugador del mundo, casi acaba con mi carrera”, dijo en una charla con Gerardo Piqué en The Players Tribune.

 

 

 

Fuente: Clarín