|

Roland Garros: Delpo se sumó a Schwartzman en cuartos y ahora chocará con Cilic

Del Potro, después de un punto cerca de la red ante Isner

Juan Martín Del Potro derrotó por 6-4, 6-4 y 6-4 al norteamericano John Isner y se consolidó como uno de los ocho mejores sobre la arcilla de París.

 

L a gesta de Diego Schwartzman, el héroe de la mañana, que le gana al sudafricano Kevin Anderson, después de estar dos parciales abajo, abre el manual de los recuerdos. La última vez que dos argentinos alcanzaron esta instancia fue en 2005, con el choque entre Mariano Puerta y Guillermo Cañas. Luego Puerta llegaría a la final, donde Rafael Nadal lograría el primero de sus 10 Roland Garros. Historia viva.

Ahora, Del Potro se cruzará con un viejo conocido: el croata Marin Cilic, que le ganó en cinco sets al italiano Fabio Fognini: 6-4, 6-1, 3-6, 6-7 (4/7) y 6-3. Con Cilic, Delpo tiene un historial favorable por 10-2 y le ganó en los últimos siete enfrentamientos, incluido el de la final de la Copa Davis en 2016; la última victoria del croata es de 2001, en el Masters 1000 de Canadá.

Del Potro estaba lesionado, tenía un desgarro grado 1 en su muslo derecho. Se recuperó. Tenía temores sobre una plataforma que no le agrada ni por asomo. Pisa con la determinación de un guerrero. Está a un partido de alcanzar su mejor registro, las semifinales de 2009, cuando se inclinó ante Roger Federer, en una película a cinco sets que aún hoy se recuerda. Fue, al fin de cuentas, el único grande del gran Roger en París.

Del Potro alcanza los primeros cuartos de final después de 2012. El año pasado había reaparecido en Roland Garros desde aquel año y se despidió en la tercera rueda frente a Andy Murray. El punto decisivo -una bola que Isner arroja, pega en la red y vuela al espacio-, le permite a Juan Martín lanzar otro grito de guerra. Del Potro, ahora sí, está metido en la batalla. Hoy sueña en grande cuando hace diez días estaba más pensando en la temporada sobre césped. El pasto puede esperar.

 

 

 

Fuente: La Nación