|

River se metió en cuartos con una goleada

En Formosa, se impuso 3-0 sobre Defensa y Justicia. Los de Gallardo esperan por el ganador de Atlanta-Belgrano.

 

River dio otro paso firme en Formosa y se metió en los cuartos de final de la Copa Argentina. Fue 3-0 sobre Defensa y Justicia con un doblete de Ignacio Scocco y el primer gol oficial de Exequiel Palacios. En la próxima instancia los de Marcelo Gallardo se enfrentarán con el ganador de la llave que disputarán el lunes Atlanta y Belgrano.

No había empezado bien el equipo de Gallardo, los de Florencio Varela ganaban en el medio y desbordaban por derecha. Y el Cuqui Fernando Márquez tuvo el primero tras un flojo cierre de Javier Pinola, sin embargo su zurdazo se fue al lado del palo derecho del arco de Germán Lux.

Y con muy poquito, River se puso en ventaja. Le alcanzó con un desborde de Carlos Auzqui por derecha que metió la pelota en el área para Nicolás De la Cruz. El uruguayo la dominó y Andrés Cubas puso la mano. Silvio Trucco no dudó: penal para River y Scocco con un remate violento abrió el marcador a los 12 minutos.

Uno más tarde, Scocco marcaba el 2-0 tras una definición sutil por encima del arquero Gabriel Arias. Sin despeinarse, River se metía en cuartos de final.

El desafío para el Muñeco era suplir las ausencias de cinco jugadores habitualmente titulares: Milton Casco, Enzo Pérez, Jorge Moreira (convocados por sus selecciones) Ignacio Fernández (microdesgarro en el isquiotibial izquierdo) y Gonzalo Martínez (suspendido). Pero cuando aparecían las dudas, los goles de Scocco resolvieron todo.

El segundo tiempo fue parejo, pero Defensa y Justicia nunca logró poner en duda el triunfo de River. Los de Gallardo manejaron la pelota con comodidad, aunque sin peligro para el arco de Arias. Apenas un par de tiros libres en la puerta del área inquietaron al arquero, pero uno dio en la barrera y el otro se perdió por encima del travesaño.

Gallardo movió el banco (antes del cierre de la primera mitad ya había ingresado Exequiel Palacios por De la Cruz, que salió con un golpe) y mandó a la cancha a Iván Rossi y Tomás Andrada en lugar de Rojas y el colombiano Borré. Manuel Fernández también intentó hacer reaccionar a su equipo con los ingresos de Nicolás Fernández, Juan Kaprof y Franco Cristaldo, sin embargo, no logró generar real peligro para Lux.

Y sobre el final, River le bajó la persiana al partido con el 3-0. Rossi envió un centro pasado desde la izquierda, Andrade apareció por el segundo palo y tocó al medio para Palacios, que le pegó de primera, fuerte y rasante. La pelota pasó entre las piernas de un defensor y se le coló a Arias por debajo del cuerpo para inflar la red. El pasaje a cuartos estaba sellado.

River es el único de los cinco grandes que permanece con vida en la competencia. Pese a que el futuro del Millonario esté enfocado en el duelo de la Copa Libertadores, por semifinales, ante Lanús, se avizora una escena favorable a la hora de analizar el cuadro. Ahora le tocará el ganador de Atlanta-Belgrano y en semis podría chocar frente al que triunfe en las llaves que disputarán Olimpo-Gimnasia de Mendoza y Unión-Deportivo Morón.

 

 

 

 

Fuente: Clarín