|

Independiente sigue sin levantar cabeza

El elenco dirigido por Ariel Holan cayó 1-0 en Mendoza ante el "Tomba" y suma tres partidos consecutivos con derrotas entre Copa Argentina y torneo local.

 

Independiente no puede esquivar el mal momento: volvió a perder y suma tres encuentros seguidos con derrotas. Esta vez fue por el torneo local y 1-0 ante Godoy Cruz en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

Durante los 45 minutos iniciales, el Rojo mantuvo la tensión en el sector del campo comprendido entre la línea de meta rival y los tres cuartos de cancha. Sometió al Tomba, aunque el dueño de casa también cedió la pelota para aplicar su método: esperar con dos líneas defensivas firmes e intentar hilvanar una contra.

Esa segunda parte nunca llegó y la defensa sostuvo como pudo el cero en su valla. Lo tuvieron Diego Rodríguez y Maximiliano Meza en dos ocasiones, pero el arquero Leonardo Burián respondió bien cuando la pelota fue a su arco.

También pudo gritarlo Leandro Fernández, con un zapatazo desde un incómodo ángulo, pero nuevamente el dueño de los tres palos mendocinos mostró sus condiciones.

Apenas iban 12 minutos y la estructura del partido no se modificaba. El cimbronazo llegó: el árbitro Patricio Loustau vio un inexistente penal de Juan Sánchez Miño sobre Cristian Báez y el Morro García no lo desaprovechó. Ventaja para el local por el tanto desde los 12 pasos.

No le alcanzó al equipo de Ariel Holan, que entre Copa Argentina y campeonato está afrontando su peor momento: hilvana tres derrotas consecutivas. El Tomba ratificó sus estadísticas: se hace fuerte de local, aunque ahora deberá saldar la cuenta pendiente de visitante.

 

 

 

 

Fuente: Infobae