"Queremos conocer a la autora": Alelí Peiró, la salteña que entregó su libro a los reyes de España

Felipe V y Letizia Ortiz se llevaron de Argentina "El código inca" de la salteña Alelí Peiró, un texto que habla sobre los pueblos originarios. 

 

Alelí Peiró Ambrosi nació en Salta, pero desde hace ya varios años que vive en la ciudad de Córdoba. En la única visita por fuera del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) que hicieron los reyes de España en las 15 horas que estuvieron en la ciudad, ella logró hacerles llegar su libro: El código inca. "Queremos conocer a la autora", dijeron ellos.

Con poco más de 30 años Alelí es licenciada en Administración, especializada en innovación y nuevas tecnologías, y mentora del Ministerio de Producción de la Nación. Pero los números no son su única pasión. De chica escribía poemas , es profesora de yoga, fundadora de la disciplina yoga trekking, da cursos de literatura y está obsesionada con conseguir lo que se propone.

El miércoles pasado sabía que los reyes de España tenían programado visitar el Museo Emilio Caraffa, ubicado frente a Plaza España, muy cerca de su trabajo. Iba a ser el único contacto que tendrían los monarcas con las calles de la ciudad de Córdoba, por fuera de los custodiados perímetros del Teatro del Libertador General San Martín, sede principal del Congreso, y del Hotel Sheraton, donde se hospedaron.

El museo Caraffa no estaba menos custodiado. Varias cuadras antes comenzaban las vallas y en todas las esquinas la policía pedía identificaciones. La orden era que nadie sin acreditación se acercara mientras los reyes estuvieran en la zona. El trabajo de Alelí está a metros del Caraffa, y ese golpe de suerte hizo que al salir de su oficina se encontrara dentro del último anillo del operativo de seguridad. El lugar por el que Felipe y Letizia pasarían minutos después.

"Yo tenía conmigo dos ejemplares de El código inca, la verdad que quise que los tuvieran después de oír la respuesta de Mario Vargas Llosa al presidente de México, López Obrador", le reveló la autora a Infobae. Es decir que había sido apenas minutos antes, mientras el escritor peruano daba su discurso en la apertura del CILE, que ella había sentido la necesidad de que los reyes leyeran su libro.

"López Obrador hizo la crítica a los reyes de España, diciéndoles que se hicieran cargo de lo que pasó en la época de la conquista prehispánica, y Vargas Llosa le respondió que se fije lo que se hace hoy con los aborígenes", repasó la escritora y compartió: "por eso sentí la necesidad de que lo tuvieran, porque yo con este libro planteo algo parecido, no mirar el pasado, sino mirar el presente y pensar qué se hace ahora por nuestra identidad".

Por eso apenas Vargas Llosa terminó hablar Alelí agarró dos libros, los puso en su cartera y salió a la calle. Caminó los pocos metros que separan su trabajo del museo, que estaba rodeado de policías. Intentó explicarle a alguien de la organización que necesitaba hacerle llegar su novela a los reyes, pero le respondieron que era imposible. Ese fue el momento en el que una chica de la organización, oriunda de La Rioja, apareció en escena.

La  chica riojana estaba acreditada para ingresar al museo durante el recorrido de los reyes y aceptó intentar acercarles uno de los ejemplares de El código inca. El otro se lo quedó Alelí, por si pasaban cerca de la valla. Felipe y Letizia llegaron en una camioneta negra rodeados de toda la custodia real, saludaron de lejos y entraron al museo. La autora apenas los vio pasar.

Pero dentro del Caraffa la periodista logró darles el libro. Un custodio se lo acercó a Felipe y a Letizia, que tras recibirlo, se dirigieron a la riojana a la que le dijeron "queremos conocer a la autora, ¿sos vos?". "No, está afuera", respondió temblando la chica. "Yo también quiero uno. Decile que vaya al Sheraton que la invitamos a cenar, que pregunte por Josep Borrel", agregó el ministro de Asuntos Exteriores español, que había presenciado la secuencia.

El protocolo no permitió que Alelí entrara al museo Caraffa, ni que a la salida que los reyes pasaran cerca de las vallas de contención para hablar con ella. Sin embargo, Infobae captó el momento en que a través de un miembro de la custodia real, la autora logra hacerles llegar el segundo ejemplar.

"Cuando el rey salía yo desde donde estaba le empecé a decir 'yo soy la escritora' y Borrel, que sabía quién era por todo lo que había escuchado adentro, mandó a alguien a buscar el libro que yo tenía. Después me acerqué y me dijeron que a la noche fuera al Sheraton para cenar con ellos", contó Alelí, sobre la que fue la previa a la comida que compartió con la comitiva española.

"Fuimos a cenar a uno de los restaurantes más lindos de acá, San Honorato, fue una cena fabulosa en la que estuvo José Borrel, el ministro de Asuntos Exteriores español, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, el cónsul de España en Córdoba, otro escritor vinculado a temas internacionales, secretarios, estaban todos los españoles que quedaron en la ciudad, porque los reyes volvieron después del mediodía", explicó.

Sobre la cena Alelí le confió a Infobae que hablaron de su libro, que quedó pendiente una visita por Salta y que también que se trataron temas de actualidad, entre otros: la situación en Venezuela y la necesidad de que la libertad de género gane más terreno en el mundo de la lengua.

El próximo Congreso de la Lengua será en Arequipa, Perú. Puede que esa sea una de las razones por la que los ibéricos se interesaron tanto en la trama de El código inca. También que el discurso de Vargas Llosa allanara el camino. Alelí vio la oportunidad frente a sus ojos y fue a buscarla. Despertó en los reyes de España y en su comitiva, el interés por una historia de la conquista, escrita del otro lado.

¿De qué trata El código inca?

Alelí estudió durante dos años sobre los pueblos originarios y los incas. El protagonista, Martín, es un joven de 17 años, al que unos ladrones le robaron el tesoro que custodiaba: una placa de oro de la antigua civilización Inca. Para recuperarla y descifrar el código encriptado en ella, busca la ayuda del arqueólogo salteño Christian Vitry .

Ambos emprenden un viaje por el tiempo, descubriendo la cultura Inca y todos sus misterios. Así deben aventurase por los Valles Calchaquíes, el antiguo imperio incaico y el Machu Pichu. También los acompañarán María y la princesa Quispe Sisa, quienes representan a la mujer andina como agente importante de la historia.

Según cuenta la autora El código inca, editado por Polo ediciones, narra uno de los acontecimientos científicos más grandes de los últimos tiempos: las Momias de Llullaillaco.  Promete sumergir al lector, a través de una ficción que intercala con datos reales, en uno de los imperios más grandes del mundo.

Fuente: Infobae