|

Artículos

Cuatro gobernadores y 28 años de emergencia económica

El gobernador Juan Manuel Urtubey prorrogó por un año la vigencia de la declaración de emergencia económica en Salta, vigente desde 1990, al considerar que aún resulta necesaria la continuidad de medidas destinadas a sostener el actual sistema. De esta forma, la emergencia se mantiene desde el gobierno de Hernán Hipólito Cornejo, pasando por el de Roberto Augusto Ulloa, Juan Carlos Romero y el propio Urtubey.

 

Así lo establece el decreto de necesidad y urgencia 1317, publicado hoy, en el Boletín Oficial de Salta, y armado por el mandatario provincial, en acuerdo general de ministros, el pasado 9 de noviembre.

Según el decreto firmado “debe sostenerse el actual sistema, con el objetivo de evitar la caída abrupta del régimen de Emergencia Económica, con los consiguientes riesgos que ello implicaría para la administración”.

En sus considerandos, el decreto hace referencia a la ley 8077, que en noviembre del año pasado prorrogó la declaración de la Emergencia Económica y Administrativa de la Ley 6583, sancionada en marzo de 1990.

Para esta prórroga, el gobierno salteño recurrió a los mecanismos previstos en el artículo 145 de la Constitución provincial, sobre los decretos de necesidad y urgencia, que impone la consulta previa a los presidentes de ambas cámaras legislativas y al fiscal de Estado.

En tanto, el artículo constitucional dispone la publicación de un mensaje que -según lo decretado- “será cumplido oportunamente”, y la remisión a la Legislatura “en el plazo de cinco días”.

La ley 6583 suspende por un año, con carácter general, los subsidios y subvenciones y todo compromiso que afecte recursos del Tesoro provincial, y hace lo propio sobre beneficios tributarios previstos en los regímenes de emergencia agropecuaria y forestal.

A la vez, hace referencia a los regímenes de promoción, a disposiciones administrativas y de protección del trabajador y el empleo, entre otras.